La bruma del Pacífico envuelve la costa a primera hora de la mañana…

Hoy toca recoger y despedirse de Los Angeles. Con el cartel de Hollywood ya en el retrovisor, cogemos la mítica Highway 1, territorio de los Beach Boys. Pasamos por varias playas californianas famosas como Malibú o Zuma (la del fitness). Aunque el día está bastante nublado y hace fresco, a primera hora ya hay bastante gente y los aparcamientos están llenos; eso sí, previo paso por caja, como siempre: entre 8 y 10 dólares. A nosotros nos choca bastante tener que pagar por ir a la playa, pero aquí es otro mundo. Pasamos de largo…

Una duna gigante llega hasta la orilla de la California Highway 1.

Hay muchísimas playas de camino con nombre español: El Matador, La Piedra, El Pescador… Muy cerca hemos visto una enorme duna de arena que llegaban hasta la carretera. La gente se subía hasta arriba y bajaban rodando como croquetas. Nosotros no hemos querido subir, más que nada, por el engorro de tener que sacudir las chanclas después 😉

Misión de Santa Bárbara, fundada en 1786 por nuestros antepasados.

La Misión de Santa Bárbara es la mayor atracción turística de la ciudad.

Hemos parado en Santa Bárbara, concretamente en la antigua Misión española, preciosa. Todos nos acordamos de esta ciudad cuando llueve y la asociamos al megaculebrón de los años 90. Se nota el alto poder adquisitivo de sus habitantes, se ven muchas zonas residenciales con buenos caserones. De cualquier forma, no nos hemos entretenido demasiado allí, aún nos queda un buen trecho.

MisiónLa Misión de Santa Bárbara fue fundada por el Padre Fermín Lasuén el 4 de diciembre de 1786, coincidiendo con el día de Santa Bárbara. Fue la décima Misión establecida por los españoles en California, consagrada a la conversión religiosa de la tribu indígena local Chumash-Barbareño.

Los terrenos de la Misión se encuentran entre el océano Pacífico y las montañas de Santa Ynez y fueron consagrados por el Padre Fermín Lasuén, quien había asumido la dirección las misiones californianas tras la muerte del Padre Presidente Junípero Serra. La de Santa Bárbara es la única misión que permanece bajo la dirección de los frailes franciscanos desde su fundación, siendo hoy en día una parroquia de la Archidiócesis de Los Angeles.

Su nombre, así como el de la ciudad y el condado, proviene de la leyenda de Santa Bárbara, una joven decapitada por su padre por convertirse a la fe cristiana. Los primeros misioneros construyeron tres capillas diferentes durante los primeros años, cada una más grande que la anterior. Después de que el gran terremoto de Santa Bárbara, el 21 de diciembre de 1812, destruyese los edificios existentes, se inició la construcción de la Misión actual, cuyas obras concluyeron en el año 1820. Otro terremoto, el 29 de junio de 1925, ocasionó graves daños a las dos torres de la capilla, pero posteriormente fueron reconstruidas tan sólo dos años más tarde. El aspecto del interior de la iglesia no ha variado significativamente desde 1820.

http://www.santabarbaramission.org

Poco antes de llegar a San Luis Obispo, en la localidad de Oceano, hemos parado en un lugar que nos ha llamado especialmente la atención, un restaurante formado por dos vagones de tren, el Margie’s Rock ‘n’ Roll Diner. Muy cerca había un parque inmenso con un lago y muchos bancos para hacer picnic, eso sí, si te dejan los pájaros que hay por la zona.

Margie’s Rock ‘n’ Roll Diner. OCEANO, CA

Antes de alojarnos hemos parado en el autocine, para ver a qué hora proyectaban la película, The Dark Knight Rises (Christopher Nolan, 2012). Ya sabéis de capítulos anteriores que era algo que teníamos pendiente. Tras averiguar que empieza a las 20,30h, nos hemos ido a buscar un motel cercano.

La experiencia en el autocine ha sido increíble. Como es domingo, y además es un estreno reciente, nos hemos ido 45 minutos antes. El caso es que ya había gente, pero hemos podido coger un buen sitio. Aquí se lo montan genial, van en sus camionetas y la mayoría las ponen de culo a la pantalla, provistos de sillas plegables y mantas para verla cómodamente sentados. Otros optan por sacar las sillas fuera del coche y montar un chiringuito delante del vehículo. Nosotros nos hemos quedado dentro del coche porque hacía bastante frío fuera y tampoco íbamos preparados. La pantalla era bastante grande y el audio se sintoniza con la radio del coche a través de una frecuencia de la FM que allí mismo te indican. La peli obviamente es en inglés, pero después de más de dos semanas por aquí nos enteramos perfectamente de todo… mentira cochina, de casi todo 😛

Sunset Drive In. SAN LUIS OBISPO, CA

Sala de proyección del autocine.

Como veis, estos días nos lo estamos tomando con calma antes de entrar de nuevo en la vorágine de una gran ciudad, San Francisco, de la que espero tengamos mucho que contar y que aguardamos con mucha ilusión.

Anuncios