Vista parcial del Strip, realmente una calle única en el mundo.

Vista parcial del Strip, realmente una calle única en el mundo.

Hoy decidimos que lo de madrugar es cosa del pasado. Nos ponemos en marcha más tarde de lo habitual con objeto de visitar los hoteles del Mid-Strip. Cogemos el tren hasta el Excalibur y a partir de aquí comenzamos a patear, no sin antes desayunarnos unos tallarines con pollo y su correspondiente rollito de primavera; hoy nos apetecía comida china.

Mini estatua de la Libertad en el New York New York.

Mini estatua de la Libertad en el New York New York.

De allí, bajo un sol de justicia –cualquiera diría que estamos en el desierto–, nos hemos adentrado en la ciudad de Nueva York, con su estatua de la libertad, sus calles típicas neoyorquinas, e incluso, Times Square. Es el New York New York. Lo más chulo es que alrededor del hotel hay una montaña rusa que discurre también por dentro del casino, muy heavy. Eso es lo bueno de esta ciudad, tan pronto estás en Nueva York como, tan solo cruzando el Strip, te encuentras paseando por una calle de la capital francesa en el París Las Vegas. Hemos estado en la mismísima Torre Eiffel, construida a escala 1/2 de la original. En Las Vegas todo es posible…

En esta parte del Strip hay muchas tiendas y restaurantes destacados: está el Hard Rock Café, una tienda de productos oficiales Coca-Cola con forma de botella o una tienda oficial de M&Ms, un edificio de varias plantas consagrado a las famosas chocolatinas, donde además de dulces tienen ropa, juguetes y mogollón de pijadas que a mi mujer le encantan pero a estas alturas de viaje ya no cabe ni un alfiler en las maletas; miedo me da la operación cerrado de cremalleras…

Interior de la tienda M&M's, la más dulce del Strip.

Interior de la tienda M&M’s, la más dulce del Strip.

El Hard Rock de Las Vegas tiene tres plantas y, como es habitual, cuenta en sus expositores con ropa de Jimi Hendrix, Jim Morrison y un largo etcétera. De igual manera, guitarras y baterías cuelgan de la pared  como trofeos de caza: The Who, ZZ Top… y por supuesto, como no, una tienda de ropa y souvenirs en la planta baja de la que tampoco nos hemos llevado nada.

Los establecimientos de Harley-Davidson son ya algo más que habitual en nuestro recorrido por USA; Sin embargo, lo que no habíamos visto hasta ahora, era una moto gigante atravesando un edificio, espectacular el H-D Café.

Harley-Davidson Café, una entrada impresionante, ¿verdad?

Harley-Davidson Café, una entrada impresionante, ¿verdad?

A estas horas ya, las 12 del mediodía, el sol nos ha tostado bien el cogote, así que entramos a ver dos de los hoteles más caros de Las Vegas, el Bellagio y el Caesar’s Palace. La verdad es que son espectaculares y albergan algunas de las tiendas más exclusivas: Louis Vuiton, Chanel, Ralph Lauren… Luego, cada hotel, como todos en Las Vegas, destaca por algo; en este caso, el Caesar’s Palace por sus míticas veladas de boxeo y el Bellagio por sus fuentes musicales.

El Bellagio con las fuentes en primer plano.

El Bellagio (izquierda) y el Caesar’s Palace.

El París, con la torre Eiffel integrada en la estructura del hotel.

El París, con la torre Eiffel integrada en el propio hotel.

En lo que al juego se refiere, aquí los niveles y las apuestas mínimas son más elevados que en casinos más “familiares”, por decirlo así, del sur del Strip. Hablando de jugar, el resto del día lo dedicaré a probar suerte en las mesas de juego, ya os contaré que tal me va…

Anuncios